PIPPA’S WAND – “C.D WAND”

La historia de la varita de Pippa es bastante peculiar si te interesa aquí te la contamos…

La historia se remonta al año 1313, en un bosque muy espeso de las montañas escocesas, en el pequeño pueblo de kintillo, Perth. Charles Oliver Pippon XIII era el  jefe del pequeño poblado Wippersnapper que vivían al norte de Kintillo. Charles Oliver Pippon era el tataratataratatararequeteabuelo segundo de Pippilota Wippersnapper Ragamuffin, el verdadero nombre de Pippa, por parte de madre.

 

Un día Charles Oliver estaba muy preocupado por sus cosechas, estaban chuchurrias. Lo habían probado todo y no había forma, no crecía nada, habían regado las tierras con agua, habían probado, por si acaso, regar las lechugas con el mejor té de Escocia, con leche de almendra, habían intentado bailar a las cosechas a la luz de la luna todos en faldita con sonidos de gaitas, incluso Aunty Mildred, la amada esposa de Charles había probado cantar a las coliflores al amanecer bonitas melodías de sus ancestros con mucho mimo para ver si crecían, y nada de nada. Todo estaba perdido si no podían alimentar a su pueblo. Se reunió el consejo de sabiondos para encontrar una solución, pero no se les ocurrió nada.

 

Un día, Charles Oliver Pippon se fue a pasear por el bosque para poder pensar con más claridad, pues no era excesivamente inteligente y necesitaba concentrarse. De repente Charly, como le llamaban todo su pueblo, tropezó con algo brillante que sobresalía del suelo y cayó de boca, se pegó una impresionante castaña, se partió los dos dientes de delante y se dió con todo la nariz en una roca, caían churretones de mocarrones por todo porque estaba un tanto resfriadillo. El pobre Charly se levantó corriendo de un brinco silbando para disimular, miró a su alrededor muy rápido que nadie hubiera presenciado tal torpeza y sonrió, no había nadie por los alrededores, había tenido suerte esta vez. Bajo entonces la cabeza para ver con que había caído. Algo muy luminoso salía de la tierra. Era una especie de zanahoria luminosa, pero mucho más alargada finita y de color dorado que despedía un resplandor muy extraño, como un calorcito agradable que apetecía tocar y pensó, porque no era muy inteligente pero si muy listo que sirve igual: – Todavía no se ha inventado la corriente eléctrica, así que, eso tan extraño y brillante no puede ser luz,  tiene que ser, obligatoriamente,magia !!

 

Se agachó y agarró aquel extraño palitroque fuertemente. Al tocarlo sintió unas chispitas por todo el cuerpo. Lo alzó en su brazo derecho y su boca comenzó a brillar, sus dientes se habían arreglado de pronto, su nariz había sanado y, sin saber porqué, comenzó a cantar, no podía parar de cantar. Noto unas cosquillitas por el pecho, una felicidad muy grande, de repente se sentía fuerte, alto y extremadamente atractivo y no entendía porque, pero era chulo.

Del palito luminoso empezaron a salir estrellitas brillantes que volaban haciendo círculos a su alrededor, noto algo en su cabeza, le había crecido una gran mata de pelo con dos  maravillosas trenzas rematadas con dos cintas verdes un tanto femeninas,…….. Cuando él siempre había sido calvo, calvete. No se podía creer lo que estaba ocurriendo, era ALGO MÁGICO.

Corrió hacia el pueblo y encontró todas sus cosechas con un brillo especial, todo había florecido, lo petaban de zanahorias, tomates, coliflores, calabazas, había de todo, de todo y mucho. Charles Oliver Pippon no podía salir de su asombro, no sabía que estaba ocurriendo, estaba tan contento y maravillado que, por si las moscas, no volvió a soltar su varita (que en inglés se dice wand) nunca jamás.

 

La Varita de Pippon paso a ser parte de su familia, le acompañaba a todos lados, de día y de noche y fue entonces cuando pensó que tenía que ponerle un nombre. Y así lo hizo, la llamo C.D Wand, en honor de su postre favorito, que había sido de toda la vida, la una bolita de masa deliciosa rellena de grosellas, frutas y zanahorias que le preparaba todos los domingos su amada esposa, Aunty Mildred, un “Clootie Dumpling”(C.D) que viene a ser “Regordete con Ropa” en español, un postre muy escoces.

Y así entonces la llamó la PIPPON’S CLOTTIE DUMPLING WAND, C.D Wand, la Varita “Regordete con Ropa” de Pippon.

Nunca más volvió a soltar a C.D. wand. Siempre la sostenía en su mano derecha, aprendió a hacerlo todo con la mano que le quedaba, aprendió a comer entonces con la mano izquierda , se lavaba los dientes, llevaba a sus hijos al cole conduciendo sólo con la izquierda, incluso cambió el freno a la izquierda de sus carromatos al otro lado para no para no soltar a C.D wand jamás , por eso los coches en Inglaterra tienen el volante a la derecha para poder cambiar las marchas con la izquierda, ¿a qué siempre os lo habíais preguntado por qué en Inglaterra tenían el volante al otro lado contrario que todo el mundo, a la izquierda? Pues ya lo sabéis, gracias al trompazo descomunal que se pegó un día Charles Oliver Pippon XIII el día que tuvo la fortuna de encontrar a su mejor amiga, Clootie Dumpling Wand. A partir de entonces, el poblado de los Wippersnapper fue feliz para siempre jamás.

 

Esta varita mágica, que Pippa sigue llamando C.Dumpling wand, continúa desde hace años y años en la familia Wippersnapper, la heredó Pippa y la tenemos en ENGLISH WITH PIPPA.

 

Por esta razón todos los alumnos de nuestra escuela que obtienen la calificación de 8 o superior en inglés en sus notas de evaluación de sus colegios, se llevan una varita de PIPPA, y dice la leyenda que entre todas ellas se encuentra la varita de Charles Oliver Pippon XIII. Por eso tienes que elegir con los ojos cerrados y aunque todavía nunca ha salido, algún día alguno de nuestros alumnos la ganará, y Pippa tendrá que volver al bosque de la suerte de Kintillo donde vivieron sus antepasados a buscar otra para vosotros ¿quieres probar?